¡Este año Wattio paga los langostinos!

¡Este año Wattio paga los langostinos!

Luis compró el Pack Comfort hace ya un par 

de años y desde entonces, no ha dejado de 

sacarle partido. Lo primero que hizo fue 

conseguir que toda la familia se descargase

la app de Wattio y la de IFTTT e instauró la 

primera receta que tanto tiempo había 

esperado “si no hay nadie en casa, que se 

apague la calefacción”. 

 

Gracias a que la calefacción no volvió a 

quedarse encendida por un “se me ha 

pasau…” y gracias al cambio de tarifa de 

energía que Luis contrató debido a una 

oferta que casaba mejor con los patrones 

de consumo que se tenían en casa, estas 

Navidades Luis y su familia se van a poner 

tibios a langostinos. 

 

Además, últimamente Luis andaba con la 

mosca detrás de la oreja con el tema de la 

caldera, porque le parecía que desde que 

había puesto el THERMIC, la caldera se 

encendía y apagaba más a menudo. Cuando 

el pasado invierno actualizamos el THERMIC 

con los nuevos algoritmos y calendarios, lo 

vio claro “para mí el modo PROTECT y el 

calendario ECO y a ver si así también 

podemos tirarnos al MOET”. 

 

La verdad es que a sus hijos les da un poco 

igual, pero su mujer está encantada. Desde 

que se pusieron los DOOR en las ventanas, 

“ya ni me preocupo de apagar la calefacción 

al ventilar y eso con el plus de que cuando 

nos vamos de vacas nos vamos mucho más 

tranquilos”. 

 

Lo que si agradecen sus hijos es el calorcito 

que ahora hay en casa. La habitación de Tania 

está orientada al norte y en Galicia, eso se 

nota. Por eso, en el Black Friday Luis compró 

un MOTION, para que la calefacción 

funcionase garantizando el calorcito en la 

habitación de Tania. Y así ya no tiene que 

oírla chillando desde el piso de arriba 

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡cierra el congelador!!!!!!!!!!!!!!”

 

Teo, el hermano de Tania cumple 18 en 

febrero y su madre le ha dejado mudarse 

al ático. Como regalo de “independencia” 

Luis, que es un tío práctico, le he regalado 

a Teo un POD, al que van a enchufar el 

viejo radiador de casa de la abuela. Así 

Teo podrá ser un poco más independiente 

y no morir de frío en el intento. 

 

Como todos los años, pasarán la nochevieja 

en casa de la hermana de Luis.  Nuria es de 

las que compra los dulces a cuenta gotas 

bajo el lema “no te conviene…” y Luis ya 

está harto de que Nuria siempre le mande 

a encender la calefacción cuando salen los 

mazapanes. Pero estas navidades no se la 

cuela; le ha comprado un THERMIC para 

ganarle la batalla “se tendrá que inventar 

otra excusa si quiere que me levante de la 

mesa…jijiji”.